fbpx

Cómo escoger el cuarzo que necesitas

Como escoger un cuarzo

Cómo escoger el cuarzo que necesitas

Los cristales son una herramienta que está disponible para nosotros para que emprendamos un encuentro personal profundo. Son conciencias que se manifiestan en el plano físico y albergan la información de diferentes energías y momentos de la Tierra. 

Empezar en este fascinante mundo de los cuarzos y minerales puede ser un poco abrumador al principio. Hace unos días una chica que estaba interesada en adquirir cuarzos, me contactó para preguntarme: no tengo muy claro qué cuarzo tengo que escoger, veo que tienes amatista  pero,  ¿cuál cojo? ¿El masajeador o la punta de Amatista? 

Es una pregunta super normal y como digo, los cuarzos es todo un mundo por explorar con la calma y con tiempo porque hay infinidad de cuarzos, formas y propiedades. 

Por eso hoy en este artículo te quiero explicar un poco más en detalle, cómo escoger un cuarzo y así poder ayudarte a empezar en este camino de conexión con los minerales. 

Amor a primera vista

Partiendo de la base que los cuarzos son energía y nosotros también, la fórmula del ‘Amor a primera vista’ nunca falla. Siempre el cuarzo que primero te llame la atención es aquel que su energía te está llamando y el que necesites integrar en este momento. Tu energía está llamando a la energía de ese cuarzo y por eso tu atención se ha ido inmediatamente a ese cristal. 

Es la forma que a mí más me gusta para escoger un cuarzo, porque es poder dar rienda suelta a esa conexión que siente contigo mismo, con lo que sientes y lo que necesitas. La mente a veces no entiende de estas decisiones, pero tu alma es sabia y sabe muy bien lo que necesita. 

Así que te diría, sea cual sea el cuarzo, si sientes que ese es el que necesitas, entonces ya lo tienes. 

Por supuesto, si compras en una tienda física y puedes tocar pues es como más tangible, pero si visitas mi página de cuarzos y te enamoras de un cuarzo a primera vista, entonces te animo a que escojas ese sin dudarlo.

Según lo que quieras trabajar o sanar

Aquí ya nos ponemos más ‘técnicos’ y partimos de la base de cómo me siento, para qué quiero ese cuarzo, qué quiero trabajar o sanar. 

Cada cuarzo tiene alguna propiedad o cualidad que las distingue y con esa energía de esa cualidad o propiedad nos pueden ayudar en nuestra vida.

Asimismo, por ejemplo si tienes mucha ansiedad y sientes que necesitas calma y serenidad, un cuarzo rosa que es el cuarzo el amor, la compasión y ayuda a disipar los temores que causan la ansiedad te puede venir bien. También una amatista ayuda a aliviar el estrés que puede generar ansiedad y te ayuda a calmar los pensamientos. 

Aquí te dejo algunos ejemplos de propósitos o dolencias que puedes trabajar y los cuarzos que te pueden ayudar mejor:

  • Ansiedad causada por estrés laboral: la amatista con su vibración de color violeta te ayuda a transmutar esta energía densa del estrés y también a calmar los pensamientos más negativos y que se repiten en bucle. Otro cuarzo que te puede ayudar es la calcita azul que es un equilibrante emocional y te puede ayudar a sentir más calma y serenidad. 

  • Atraer abundancia: la pirita de color dorado es considerada la piedra del dinero y te ayuda a trabajar bloqueos alrededor de la abundancia y a abrirte a recibir esta abundancia. Otro cuarzo por excelencia es el citrino que te ayuda a ganar en vitalidad y también está muy relacionada con la abundancia a todos los niveles, no solo material, sino abundancia de espíritu. 

  • Eliminar miedos: el cuarzo ahumado es un cuarzo con mucha conexión con la Tierra y su relación con el primer chakra es muy importante ya que es el centro energético en el que los miedos residen y es nuestro chakra más primario, la conexión con la familia, lo material. También un amatista te puede ayudar a disipar la mente que se coge a todos estos miedos. 

  • Despertar la creatividad: cualquier cuarzo anaranjado te puede ayudar. La carneola es uno de esto cuarzos que te conecta con tu segundo chakra, y te permite despertar la creatividad y tu energía femenina. O el cuarzo citrino por su gran energía de vitalidad también te puede conectar con la energía inspiradora y creativa.

Como ves, un mismo cuarzo te puede ayudar a trabajar distintas cosas ya que tiene un abanico de propiedades. Lo importante también es el propósito y la intención que le pongas a ese cuarzo. Crear un propósito y meditar con él y el cuarzo te hará infundir más energía a ese mineral y poder integrar mejor ese trabajo interior. 

Según cómo utilices el cuarzo 

Otro factor de decisión a tener en cuenta son las formas de los cuarzos, ya que según su forma geométrica ese cuarzo se puede utilizar de una forma u otra y te ayudará específicamente a trabajar algo a nivel energético. 

Normalmente estamos más habituados a cuarzos rodados pequeños para llevar con nosotros o cuarzos planos para poner en una parte del cuerpo o de los chakras. Y estos cuarzos también son muy potentes pero su forma de usarlos es más básico. 

Si quieres empezar a hacer un trabajo más consciente a nivel energético, entonces los cuarzos con formas geométricas te pueden ayudar. 

Aquí te explico el significado de algunas de  las formas más conocidas. 

  • Puntas: Se usan para dirigir la energía hacia un punto o lugar en concreto. Si las dirigimos a un punto del cuerpo o chakra, esa punta te ayudará a limpiarlo y cargarlo de energía. Cuando tenemos una punta “biterminada”, que tiene punta en sus dos extremos, sirven de puente para conectar dos puntos energéticos, por ejemplo dos chakras.
  • Esferas: Son como centrales energéticas, al no tener punta, concentran la energía en su interior y la expanden por todo alrededor. Son ideales para meditar y sentir como la energía del cuarzo se expande por todo nuestro cuerpo físico y energético. Podemos sujetarlas entre las manos o simplemente mirarlas fijamente y adentrarnos en su energía. 
  • Pirámides: Su función es a modo de catalizadores, concentran en su punta superior la energía del universo y la expanden por sus cuatro vértices hacia la base. Cualquier cosa que se coloque debajo o junto a una pirámide, se cargará de su energía.

Esta forma de cuarzo es muy útil para manifestar propósitos o deseos que quieras alcanzar porque la pirámide eleva esa energía para su manifestación. 

Las formas de los cuarzos es otro mundo fascinante que trataré con más detalle en futuras ocasiones. 

Sigue tu intuición

Y sobre todo, al final la mejor forma de escoger un cuarzo es seguir tu intuición, sentir la energía, qué te dice tu ser, qué sientes, qué es lo que necesitas en este momento. Es la forma más poderosa de conectar con los cristales y de dejarte llevar por tu propia guía interior. 

Por supuesto, yo te puedo recomendar y te puedo ofrecer más información y ayudar a ver qué cuarzo te resuena más, pero esa decisión solo la puedes tomar tú. 

Así que te animo a que experimentes. Empieza con un par de cuarzos más básicos, integrando esa energía poco a poco, sintiendo lo que ese cuarzo te aporta y después ya tú misma irás sintiendo que necesitas cuarzos más potentes y más sanadores. 

Si aún así, sientes que estás en un mar de dudas, yo te ofrezco un espacio de asesoría de aromaterapia gratuito de 30 minutos en el que nos conoceremos, charlaremos y te aconsejaré aquello que sienta que te puedo ayudar más en este momento. Estaré encantada de guiarte en este maravilloso camino de conexión interior y con los critales. 

Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *