fbpx

La abundancia espiritual y cómo conectar con ella

abundancia-espiritual

La abundancia espiritual y cómo conectar con ella

Estamos viviendo momentos transformadores a nivel colectivo en la Tierra. Acabamos de vivir la mayor pandemia que nunca hemos visto. Dos años en los que todos nuestros valores y forma de vivir han sido destruidos para conectar con lo realmente esencial. 

En este tiempo, muchas personas han despertado más a nivel colectivo, se han dado cuenta de la rueda en la que se encontraban y han puesto más conciencia a su forma de vivir y de relacionarse consigo mismas y con los demás. 

Y en este momento, más que nunca necesitamos más conciencia y abundancia a todos los niveles. 

La energía de la abundancia se está haciendo presente y muy intensa en estos momentos en el planeta. Necesitamos conectarnos con esta energía para acompañar a la madre tierra en el proceso de ascensión. ⁣⁣⁣⁣

 

Vivir en abundancia no es una moda o un capricho. 

Vivir en abundancia, ahora más que nunca, es lo que necesitamos hacer para expandirnos y elevarnos colectivamente. Es el momento perfecto.

Ya es nuestro momento de permitirnos vivir en expansión y desde nuestros deseos. Nos hemos negado este derecho de nacimiento durante años y vidas y es el momento de decir ‘basta a la escasez’. 

Pero en este artículo no te voy a hablar de cómo tienes que conectar y vivir tu abundancia. Porque en realidad, hay tantas maneras de vivir y sentir la abundancia como personas en el mundo. 

Sí, así es. 

Cómo yo siento la abundancia puede ser muy diferente de cómo la sientes tú dependiendo de los deseos, valores y pilares de autenticidad en que base mi felicidad. 

La abundancia es un estado natural del ser. Hemos bajado a la tierra como chispas de luz divinas siendo ya completas, abundantes y perfectas.

El camino de crear más abundancia en tu vida es más fácil de lo que piensas e imaginas. No se trata de nada externo, sino todo lo contrario. Se trata de ir hacia adentro. De conectar con la energía que ya eres y de limpiar las distorsiones energéticas en forma de creencias, historias y experiencias que te han hecho creer que no eres abundante, y que vives en permanente estado de escasez. 

La abundancia espiritual es la que activamos en todas las áreas de nuestra vida más allá de lo material o lo externo. Es un estado interior que cuanto más te conozcas, actives tu poder personal y sientas la confianza en el universo, más abundante te sentirás. 

Trabajar en ti, auto-conocerte en todos los aspectos (energético, emocional, físico y mental) y priorizarte son los pasos para sentirte más abundante espiritualmente. Y eso siempre se traducirá en más amor en tu vida, mejores relaciones personales y profesionales, en sentirte merecedora de todo lo mejor y, por lo tanto, ganarás más dinero y te sentirás más auténtica.

 

3 claves para empezar a activar la abundancia en tu vida

1. Medita y pasa más tiempo contigo misma.

Están demostrados todos los maravillosos beneficios que tiene practicar la meditación de forma regular. Y ahora más que nunca necesitamos estos momentos de conexión interior.

Crea un ritual diario de abundancia que te permita volver a ti. Un día puedes meditar para liberar alguna rabia o enfado que sientas. Otro día puedes hacerlo a través de la escritura terapéutica dejando salir todo lo que te está limitando.

Aquí te comparto algunas ideas si estás empezando a meditar. Sea como sea, dedicarte un espacio de silencio, va a ayudarte a conectar con tu verdadero ser y a activar tu sabiduría y esto siempre te llevará a conectar más con la abundancia espiritual.

 

2. Observa a tu alrededor la abundancia que te rodea.

Estamos tan obsesionados con el futuro, con tener más y con lo que nos falta que muchas veces no nos paramos a observar que ya somos abundancia, ni en toda la abundancia que tenemos en nuestra vida. Hoy, dedícate diez minutos de forma consciente e identifica aquellas cosas que ya te conectan con la abundancia. 

¡Verás qué cambio en tu frecuencia y energía! Desde las flores de tu jardín, la casa en la que vives, las risas de tus hijos, el abrazo de tu perro o gato, el dinero con el que pagas tus compras… todo es abundancia que ya está presente en tu vida.

 

Donde pones tu atención, pones tu energía. 
Deja de poner atención a la carencia y escasez y empieza a sentir la abundancia.

 

3. Conecta con la naturaleza

La madre tierra vibra en abundancia siempre y nos recuerda que nuestro estado natural es siempre transformación y ciclicidad. 

Los humanos hemos adoptado la creencia de que estamos separados de la naturaleza y de la divinidad, que somos superiores. Cuando en realidad hemos sido creados desde lo divino y somos parte del todo. Tú eres la madre tierra y la madre tierra es TÚ. Cuando tomes más conciencia y reconocimiento de esta creencia, más abundancia sentirás en tu vida. Dedica espacios para conectar con la naturaleza, ya sea caminar descalza, bañarte en el mar o abrazar un árbol. Cuanta más unión sientas, más abundancia activarás en tu vida.

 

La abundancia es un estado natural del ser y es tu derecho de nacimiento. 
¿Por qué negarte algo que es tuyo por derecho natural?

 

Y dime, ¿qué es para ti vivir en abundancia? Me encantará leerte en los comentarios.👇🏼 

Descubre más sobre la abundancia espiritual y mi visión en este episodio del podcast Merecedora de Abundancia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.