fbpx

Cómo Mantener y Cuidar tu Japa Mala

Mantener y cuidar tu japa mala

Cómo Mantener y Cuidar tu Japa Mala

Si acabas de adquirir un japa mala en mi tienda, te doy la enhorabuena y las gracias por haber confiado en mí para acompañarte en este camino de práctica espiritual tan especial y sagrado. 

Conectar con tu japa mala es uno de los primeros pasos para recibir y sentir su energía e integrar esta en tu práctica diaria. El japa mala es una pieza espiritual y por tanto debe ser tratada como sagrada ya que es una herramienta personal en tu camino de conexión con tu interior.

Por esta razón, es importante mantener y cuidar tu mala como se merece para que te acompañe contigo un largo tiempo. En este artículo te comparto algunas formas muy simples de mantener tu mala para asegurar el mayor cuidado posible. 

  1. Cuando no lo estés utilizando o lo lleves contigo, te aconsejo que guardes tu japa mala en la bolsa en la que venía para así asegurar que tu mala se mantiene limpio, seco y seguro. 
  2. Guárdalo debajo de tu almohada para así dormir con esa energía. Hay mucha gente y muchas veces yo misma utilizo el japa mala justo antes de ir a dormir y lo guardo muy cerquita de mi para continuar recibiendo sus beneficios durante la noche. Así también te abres a continuar haciendo ese trabajo durante tus sueños. 
  3. Puedes aplicar aceite esencial a las cuentas de madera para que se mantengan. Si tu japa mala está hecho con madera de sándalo, una buena forma es masajear las cuentas con aquel aceite que sientas. Yo personalmente te recomiendo aceite de incienso o de sándalo. Simplemente ponte una gota de aceite en tus dedos y aplícalo a las cuentas infundiendo cariño y energía a tu japa mala. 
  4. Cuida con cariño el colgante. Si tu japa mala viene con un cuarzo como colgante, ten cuidado cuando lo utilices para que no se rompa. Recuerda que este colgante es un cuarzo con unas propiedades y por tanto hay que también tratarlo con amor y atención. 
  5. Mantén tu japa mala lejos del agua e intenta no sumegirlo ya que las cuentas de madera, semillas y cristales puede que no lo resistan. 
  6. Intenta no compartir tu mala con otras personas. Como pieza sagrada que es, lo recomendable es que solo tú utilices tu mala para así preservar tu energía y la suya. 
  7. Limpia tu japa mala energéticamente tantas veces como lo sientas. Puedes aprovechar la energía de la luna llena para limpiarlo de energías densas que se hayan ido acumulando con el uso. Si has utilizado tu japa mala en un momento de mucha sanación energético, entonces esto es muy importante para así recargarlo de energía de luz otra vez. También puedes hacerlo con quemando salvia blanca sobre tu mala o colocarlo en un cuenco tibetano y tocar los bordes para así dejar que el sonido y la vibración elevada del cuenco lo limpie.

En definitiva, trata tu japa mala como si fueras tú mismo, con mimo, cariño y amor para sentir y recibir su energía. Y ábrete a disfrutar de este camino de acompañamiento tan personal y sagrado, por mi propia experiencia, utilizar un japa mala te conecta más con tu divinidad y ser superior y te recuerda que no estás solo en este camino de expansión y despertar de conciencia. 

Y si en algún momento tienes dudas o preguntas sobre cómo mantener tu japa mala, no dudes en escribirme. Te ayudaré encantada. 

Un abrazo

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *